Toby, el hermano Toby y Edgar Lopez Bertrand

Read Time:1 Minute, 52 Second

Se sacó y le sacaron fotos con políticos y empresarios en lugares exclusivos y vistiendo casual como sólo podía verse posar a la realeza. Marido de mujeres con apariencia de edad mucho menor que la de él, puso en bandeja de plata para sus detractores su egocentrismo y poder aquel día en que fue arrestado en los Estados Unidos por el delito de falsificación de documentos. El niño del paquín. Sólo la cabellera rojiza impedía una similitud absoluta, porque hasta el gorro de marinero parecía el kipá que por mucho tiempo utilizó; pero ya fuese en tono de confianza o de nulo respeto se referían a él así: Toby.

Y ahora que ha fallecido, deja un legado espiritual que inició con pequeñas reuniones en su casa y acaba con más de sesenta y cinco mil feligreses. Una decena de ministerios para el crecimiento espiritual y otra docena más de servicios sociales que han alimentado a hambrientos, vestido a indigentes, recogido huérfanos y llevado un mensaje de paz y reconciliación a los condenados en las cárceles.

En el púlpito de la iglesia sonaron los testimonios de las personas que manifestaban su agradecimiento por la manera en que su vida cambió gracias a él, a lo que Dios hacía por medio de él. Siempre enfocado en la enseñanza Bíblica más que en la música y las fiestas, predicaba con palabras convincentes que a tierra santa se iba por fe y no por dinero, semilla que cayó en buena tierra por la que muchos de sus seguidores acabaron conociendo Israel. Este era el hermano Toby.

Ingeniero, Teólogo y Psicólogo. Hijo meritísimo de El Salvador. Punto aparte de lo que decían de él o él mismo pretendía demostrar en público, Edgar López Bertrand fue un personaje profesional. Sí, se conducía en BMW y lo buscaron hasta el último momento candidatos a elección popular para sacarse una foto a su lado.

Entre la fidelidad de sus miles de adeptos y las críticas interminables a su estilo de vida y ministerio, pareciera que vivió con una arrogancia que no ofendía, y un carisma que no acababa de convencer, vivió setenta y ocho años como lo que fue, un guía espiritual para mucho, un socialite para muchos otros.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post Los hermanos Russo hablan de la muerte de algunos personajes en ‘Vengadores: Infinity War’ primera y segunda parte
Next post Restaurante regala “Café y abrigos para quien lo necesite”