¿Por qué vivo con depresión si llevo una vida feliz?

Read Time:2 Minute, 25 Second

Yo no sabía que la felicidad y la depresión estaban totalmente ligadas, lo que pasa es que muchas veces los seres humanos no sabemos dimensionar nuestros sentimientos. Recuerdo perfectamente ese día… La noche anterior me había ido de fiesta con mis amigas y la había pasado increíble, pero al día siguiente me desperté con esa sensación fatal de vacío.

No sabía qué me pasaba, pues tenía una familia que me amaba y un trabajo “normal” que no me hacía la mujer más feliz del mundo, pero al menos podía sobrevivir. En teoría, tenía una vida común y corriente. No era la más feliz ni la más infeliz.

Un día, incluso no quise ni siquiera salir al trabajo. Creía que cada hecho de mi vida eran acciones sin sentido. Ese día fingí sentirme mal y no asomé mi cara al trabajo.

Pero, ¿qué pasaba? El error era evidente, no tenía un sentimiento definido, ¿era feliz o estaba deprimida? Hable con mis amigas y todas dijeron que era una exagerada, e incluso sentí que se burlaban de mi a escondidas. “Estás loca” o “te pasas de drama”, fueron algunas de sus frases de “ayuda”.

Quizá hasta les creí, porque yo siempre fui feliz y ahora era momento de entender por qué estaba así. Al hablar con una especialista lo comprendí todo. Fue una sola sesión donde capté que el problema era todo mi entorno. Estaba rodeada de malas noticias y personas ultra negativas.

Yo soy periodista y me pasaba los días conociendo los mil y un problemas sociales que tiene este país. Eso, psicológicamente te afecta y te transforma. Yo simplemente me perdí y me autodestrui. No todos dimensionamos el dolor y la muerte de una misma manera. En ese momento comprendí que las palabras “sangre”, “masacre” y “muerte”, hacían que todas las mañanas al despertar deseara quedarme postrada en mi cama, a pesar de llevar una vida “feliz”.

Veo a diario como mis compañeros y personas importantes de mi vida se pasan la vida tratando de no morir. Es duro. Es duro pensar que si recibo una llamada a la media noche, solo puedo pensar que algo malo pasó y no en que algún romántico amorío me quiere decir que me ama en medio de su embriaguez.

Pero ya lo acepté, no somos normales y mis relaciones tampoco lo son… También tiene cierta diversión que no lo sean, eso quizá me hace más fuerte y me da la ilusión de apreciarlos más de lo normal. Saber que esa cerveza puede ser la última, me da la noción de amarlos más y querer compartir cada segundo con ellos.

Ahora que aceptado que hay gente muy mala, pero la mía no lo es. Ahora he aceptado que las “masacres”, “muertos” y más… Son reales. Vivo con eso, pero vivir en depresión, teniendo una vida feliz tampoco me hará que ellos estén para siempre.

-Hay que vivir el momento-

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post Entérate de que trata el Festival del Café y cuándo se realizará en El Salvador
Next post “¿Por qué los salvadoreños nos hacemos tanto daño?”