Así fue como dejé a mi novio de toda la vida, por otro hombre…

Read Time:2 Minute, 19 Second

No. No soy una “zorra” como muchos pensaron… No fue así, nadie puede hablar sin conocerme.

Les cuento…:

Todo parecía estar bien. Él y yo nos amábamos y demostrábamos constantemente nuestro afecto desmesurado por el otro, sin embargo, al pasar los años no existían razones de peso para seguir acompañándonos en ese camino sin sentido.

Manuel y yo eramos muy jóvenes cuando nos conocimos en la universidad, estudiábamos la misma carrera y él era un poco descuidado en su aspecto físico, sin embargo yo lo quería y lo acepté sin medida.

Creo que algunas mujeres tenemos ese don de dar un paso más allá de nuestros propios deseos, por alguien quien creemos es “el indicado”. Pero claro… a mis 22 años yo no tenía idea de qué significaba querer a un hombre.

Y lo sé, a muchas nos ha pasado, estamos solo por estar. Nuestro corazón palpita sin la menor intensidad, pues hace mucho tiempo ya no estamos ahí. Tomamos su mano, le damos besos, tenemos sexo… pero nada, no pasa absolutamente nada. El corazón sigue estático.

¿Por qué no lo dejaba? Sentía en mi inmadurez que no encontraría jamás a alguien como él (se imaginan el poco valor que creí sentir). Él era simpático, amaba a los animales y su corazón estaba lleno de caridad, pero no era para mi.

Al poco tiempo de estar decidida al terminar la relación con Manuel, lo conocí a él. Ese hombre iluminado en todos los sentidos, atraído a mi como una total bendición. Hablamos y hablamos… Yo le comentaba lo mal que estaba mi relación y él, como era de esperarse acompañó mis dudas sin decir una sola palabra.

Al ver su mirada entregada a mi, me dio fuerza. El miedo se fue y solo dije “adiós, Manuel”. Mis amigos cuenta que él la pasó muy mal. Pero pasaron los meses y jamás supe nada de él. Sin embargo ahora sé que él se casó y tiene dos hijos. Yo ahora estoy soltera. “El hombre iluminado” tuvo que irse muy lejos y decidimos que no pudimos tener una relación a larga distancia. Nos dejamos.

Sin embargo por él crecí y son tan fuerte ahora. Soy muy feliz así, sola. Estoy segura que conocí el amor con ellos. Estoy segura que a pesar de todo tomé la mejor decisión de mi vida.

Amigas… la vida se trata de decisiones. No pueden estar con un hombre a quién no aman y con quien jamás se van a sentir completas. No eres una “zorra” si decides ser feliz. No dejes que la sociedad te enferme con esa palabra.

Si no hubiese elegido estar con mi hombre iluminado, yo no sabría qué es morirse por un abrazo o tener sexo por amor…

– La vida se trata de soltar –

 

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post Basta de chocolates y peluches… mejor usa esta lencería
Next post Para toda la vida… ¿O hasta que el cáncer llegue?